Ibón de Iserias, ascenso desde el coll de los ladrones

En nuestro retiro en Jaca durante el puente de Agosto, aprovechamos para hacer un par de excursiones. Hoy os queremos presentar la excursión que hicimos el pasado 15 de Agosto, la subida al Ibón de Iserias desde el Coll de Ladrones. Ya te contamos hace unos pocos días la subida al fuerte el Rapitán.

Nos levantamos temprano, tras dejar todo el material preparado el día anterior (botas, ropa y comida), salimos desde Jaca, dirección a Canfranc que se encuentra a 18 Km. Pasado Canfranc- Estación nos desviamos a la derecha pasando el puente que cruza el río comenzamos la subida por un camino, de alrededor de 5 kilómetros, en buen estado que nos lleva al Coll de Ladrones donde podremos aparcar el coche.

Nuestro ascenso al Ibón de Iserias

Coll de Ladrones, Canfranc (fuente Ayuntamiento de Canfranc)

Coll de Ladrones, fuente Ayuntamiento de Canfranc

Tras dejar el coche en Coll de Ladrones, cogimos los bastones y nuestra mochila para comenzar el ascenso al Ibón de Iserias o de Saman. Fuimos por un camino que marcaba Ibón de Iserias y tras desviarnos a la derecha cogimos el camino de GR 11 que nos marcaba para ir hacia nuestro objetivo. Durante toda la subida hasta la cascada Negra está marcada con marcas rojas y blancas que nos permitían seguir el camino.

El principio se trata de un camino con mucha vegetación alta, pinos, arbustos y con un poco de pendiente. Superado el primer tramo comienza abrirse, teniendo que ir por un pedregal con pendiente moderada y piedras que tuvimos que ir superando con más o menos facilidad. Tras llevar aproximadamente una hora y media de ascenso, llegamos al valle de Izas donde pudimos contemplar montañas a nuestros alrededores, alguna que otra vaca y algún excursionista. Antes de comenzar con la última parte de nuestro ascenso al ibón de Iserias, llegamos a la Cascada Negra que nos permitió coger un poco de fuerzas para el último tramo.

2014-08-15 11.49.14

Cascada Negra

Tras descansar unos minutos, nos retomamos la ruta camino del ibón de Saman. Antes de llegar a la cascada negra, junto a una gran piedra, hay que desviarse a la derecha y continuamos con nuestro ascenso al ibón de Iserias. Las marcas ahora son amarillas y blancas, y todo el tramo está perfectamente marcado. El principio nos resultó sencillo hasta llegar al refugio de la vuelta de Iserias que se encontraba en una zona llana que nos permitió coger aliento para el tramo más difícil. Este último tramo era en zigzag y con abundantes piedras, pero que aunque nos pensamos en algún momento dar media vuelta logramos llegar al ibón de Iserias.

Tardamos en subir al ibón, 3 horas y 15 minutos que para nosotros es toda una satisfacción personal. El ibón de Iserias se caracteriza por que estar entre varias montañas y se puede ver otro camino que te lleva al pico de la Moleta. Tras descansar un rato, comer algo y cargar fuerzas comenzamos la bajada con cierto ritmo porque se aproximaba nubes que tenían pinta de traer lluvia.

Ibón de Iserias

Ibón de Iserias

El descenso lo hicimos por el mismo camino que subimos pero fue más rápido y nos resultó más sencillo de lo esperado a pesar de la dificultad que suponen las piedras. Tras llegar a nuevamente a Cascada Negra y refrescarnos un poco, comenzamos la última parte de la bajada. En esta parte vimos también gente que bajaba y que se había quedado en el Valle de Izas a pasar el día.

En total tardamos en subir y bajar 4 horas 15 minutos y 23 segundos, con un total de 12,9 kilómetros. Una excursión increíble que mereció la pena hacer, y que esperamos volver pronto para poder concluirla con el ascenso al pico de La Moleta.





Booking.com

Comentarios:

Cuéntanos que piensas

Recibe nuestro boletín ¡Apuntate ya!

* Campo obligatorio