Asieso desde Jaca por el puente de San Miguel

Tras un largo viaje desde Madrid, esa misma tarde fuimos a dar un paseíto para estirar las piernas y desentumecer los músculos. Nos encaminamos a Asieso, para ello comenzamos desde el Paseo de la Cantera de Jaca desde el final del sale un sendero que baja hasta el puente de San Miguel.

Vistas desde Asieso del monte Oroel

Vistas del monte Oroel

Una vez en el puente de San Miguel hay que continuar por el camino que nos lleva hasta la carretera A-2605. En este punto hay que girar a la izquierda siguiendo la carretera durante 300 metros. A partir de aquí sale un camino a la derecha, continuamos alternando camino y sendero hasta Asieso, donde llegamos a la Iglesia románica de San Andrés. Aquí disfrutamos de unas increíbles vistas, tomamos unas fotos, algo de aire y descansamos antes de emprender el camino de vuelta.

Para regresar tomamos la carretera que une Jaca con Asieso, hasta el puente nuevo que cruza el río Aragón. Junto al puente sale un sendero por la izquierda que asciende ligeramente, a los pocos metros hay unos escalones que nos llevan por un sendero más angosto y vertical, rodeados de un frondoso bosque, por el cual salvamos rápidamente el desnivel que separan el río Aragón y Jaca. Este pequeño sendero con varios tramos de escaleras nos deja de nuevo en el paseo de la cantera punto de inicio y fin de nuestra pequeña ruta.

Puente de San Miguel

Es uno de los monumentos más emblemáticos de Jaca. No se conoce con seguridad su fecha de construcción, pero sus características arquitectónicas lo sitúan en la época bajo medieval, siglo XV. El puente constituyo toda una obra de ingeniería en su época. Durante varios siglos fue la comunicación entre Jaca y los valles occidentales del pirineo Aragonés.

Ha sufrido diferentes reformas a lo largo de los años debido al paso del tiempo y la fuerza del río Gallego que pasa por sus ojos. La más importante fue la llevada a cabo por el arquitecto Miguel Fisacen 1950, tras ser declarado monumento histórico-artístico en 1943.

Iglesia de San Andrés de Asieso

Iglesia San Andrés

Mide 96 metros y muestra un alzado asimétrico ya que se apoya directamente en la orilla derecha del río, más alta y sólida, mientras que en el lado izquierdo descansa directamente en la misma terraza fluvial. El río tiene un arco central apuntado de 17 metros de altura y un perfil a doble vertiente, característico en los puentes medievales. Tiene dos arcos más pequeños que hacen las veces de aliviaderos. La estructura está reforzada con dos tajamares situados entre los arcos.

Asieso

Es una pequeña localidad perteneciente al municipio de Jaca, en la provincia de Huesca. El lugar aparece en fuentes medievales desde 1034. Fue propiedad del rey Sancho Ramírez y lo donó como parte de la dote a su mujer Felicia de Roucy en 1086. En 1202 fue cedido por el obispo de Jaca-Huesca al monasterio de Santa Cristina de Somport para atender las necesidades de los peregrinos, hasta que en el siglo XVII pasó a ser regido por los dominicos de Jaca.
La iglesia de románica de San Andrés es un ejemplar lombardo tardío, fechable en la segunda mitad del siglo XII. La torre campanario situada a un costado se construyó en una época posterior.





Booking.com

Comentarios:

Cuéntanos que piensas

Recibe nuestro boletín ¡Apuntate ya!

* Campo obligatorio