Fuerte el Rapitán subida desde Jaca

Este último puente de Agosto, estuvimos por la zona de Jaca e hicimos una de esas subidas imprescindibles para cualquier persona que conoce Jaca, la subida al Fuerte del Rapitán. Hoy os traemos algo diferente y que tiene que ver con el senderismo.  El año pasado os contamos como llegar a Asieso desde Jaca, hoy os traemos la subida al Fuerte del Rapitán.

Historia del Rapitán

El Fuerte de Rapitán es una fortaleza construida en el siglo XIX, ubicado en Jaca (Aragón) que se construyó con un fin defensivo. Consta de varias fosas, artillería y varias estancias en su interior. Durante la Guerra Civil, sus grandes fosas se utilizaron para protegerse de los ataques para evitar el ataque de los franceses.

Durante los últimos años del franquismo, sufrió una gran transformación hasta la actualidad, sus estancias han pasado a utilizarse como lugar de recepciones, eventos, visitas ilustres, la última tuvo lugar en el año 2012 con la celebración del final de una etapa de la Vuelta Ciclista a España. Se puede bordear el fuerte y contemplar las enormes fosas, pero sobre todo su puerta principal que llama la atención por su gran tamaño y su belleza.

Nuestra subida al Rapitán

Nuestra ascensión al Rapitán comenzó alrededor de las 12:00 en el Hospital de Jaca. Tras ver el primer cartel por donde indicaba la subida peatonal nos pusimos en ello. La ascensión al Rapitán está separada en 7 tramos cada uno con mayor o menor dificultad dependiendo de la inclinación y va cruzando la carretera continuamente, con lo que en cada tramo ves un trozo de la carretera.

Puerta principal del Rapitán

Puerta principal del Rapitán

Los primeros dos tramos no son excesivamente largos, pero nos costó coger el ritmo adecuado ya que desconocíamos la dificultad, y había momentos que aunque llevábamos un paso bueno hubo un momento que nos costó porque nos resbalamos con alguna piedra.

Los siguientes tramos fuimos a un ritmo bueno y nos permitió adelantar alguna persona; los tramos 4 y 5 fueron los más duros tanto por largos como por inclinación lo que hizo que disminuyéramos el ritmo. El último tramo es prácticamente llano salvo una pequeña subida que acaba en un tramo largo de escaleras hasta llegar al Rapitán.

La ascensión la hicimos en una hora aproximadamente que no está mal al estar en un proceso de ponernos en forma. La bajada decidimos cambiar y fuimos por la carretera que aunque es más largo también nos permitió contemplar unas preciosas vistas y ver a un gran número de ciclistas ascendiendo o descendiendo. La bajada nos costó más al ser tener más kilómetros y la hicimos en una hora y media.

Tras terminar nos quedamos con las ganas de repetir y esperamos el año que viene poder volver y mejorar, y disfrutar de una bonita escapada. Puedes encontrar mas información del fuerte y la ciudad en la web www.jaca.com. Cuentanos algún tu rincón secreto de Jaca para nuestra próxima visita.





Booking.com

Comentarios:

Cuéntanos que piensas

Recibe nuestro boletín ¡Apuntate ya!

* Campo obligatorio